jueves, 10 de abril de 2008

OS DEJO ESTO HABER QUE OPINAIS: UN PAPAGAYO ENSEÑA A UN NIÑO A HABLAR


Por medio de imitación un niño autista de 4 años aprendió sus primeras palabras como “papá”, “mamá”, “hola” y “noche” imitando a un papagayo llamado Barney.
“Barney transformó nuestras vidas”, afirmó al periódico la madre de 33 años. “Antes de tenerlo, Dylan intentaba hablar, pero sólo conseguía hacer ruidos”.
Sin embargo, unos meses después de escuchar todo el tiempo al papagayo -un Ara ararauna de Sudamérica- comenzó a pronunciar palabras comprensibles. “Cuando lo llevo ahora a la cama, me dice: ‘noche, noche, mamá’”.
Los médicos esperan que el pequeño aprenda ahora palabras con más sílabas de Barney. La terapeuta del lenguaje Hazel Roddham, de la universidad de Lancashire, cree que el fenómeno se debe a que el niño está contento cuando está con el pájaro.
Entre la atención que el niño le da al papagayo y el hecho que habla despacio, fue posible facilitar el proceso. Es interesante la interacción entre animales/humanos y los beneficios que nos pueden dar.

3 comentarios:

Marian dijo...

Realmente es muy interesante esa interación entre humanos y animales.
El niño aprende por imitación lo que el papagayo le enseña y según el estudio lo hace porque se encuentra agusto con el pájaro.

Otras personas se entienden a la perfección con otros animales, se entienden mutuamente, y aunque estamos más acostumbrados a animales como el perro, esto demuestra que la comunicación se puede dar con otros animales, yo así lo creo también, de hecho de vez en cuando saltan noticias de animales exóticos que guardan relación con algún ser humano.

Así pues si este niño ha conectado bien con el papagayo y el resultado es positivo hay que aprovechar la oportunidad.
Ojalá este fuera un sistema más para facilitar la comunicación con estos niños.
Besos Sandra.

Yoly dijo...

Que interesante, y que bueno para ese chico.

Graciela dijo...

Madrecita estoy convencida que los animales nos ayudan. Se trabaja con caballos, con delfines y aquí en mi país con perros.
Se pueden apreciar unos cambios fantásticos, yo le regalaría a Saúl y a Alba una perrita, no hay que comprarla...hay en Canarias perritos en las calles???, prueba con una, ya sé me dirás que tienes más trabajo!!!, mira la posiblidad de llevar a tu casa animalitos mascotas, los loros dicen deben vivir en su hábitat...pero si quieres pruebas.
Deberás siempre tener que acudir a montones de artilugios, y no por el padecer de SAÚL...probé con peces y cuando niños muy niños les gusta después no les dan bolilla. Tengo un canario que me dieron mi papá y mamá pero tampoco le dieron importancia, cuando Lucy trajo a la Lola nuestro hogar se llenó de alegría...pero quién se ocupa de la Reina, yoooo.
Alba, Saúl la tía-abuela les manda besitos 1 en cada cachetito de la carita que son 2 y otro en la frente y toda la luz como la de las estrellitas.