viernes, 25 de julio de 2008


Dentro de unos días salgo de viaje

Dentro de unos días salgo de viaje y estaré un mes sin ver al Ratón. Como siempre, y es una manera de ver las cosas, cada día que pase fuera faltara menos para volver a verle y recrearme en sus movimientos y acciones.

Estaba pensando en la foto con la que mi hermano Malocu y Sandra ilustran las palabras que escribí para ellos el último día que estuvo en casa, esa carita pegada a la caja de su guitarra, el oído como una ventosa adherida a la caja de madera para no perderse ni una sola de las vibraciones sonoras que salen de cada hilito tenso que El toca tan finamente. Me puse a pensar en los colores que su imaginación acercara a su cabecita y por un momento pensé también que es el lugar idóneo para que nazca el arcoíris, 7 cuerdas y mas millones de matices sonoros, 7 colores y mas millones de matices de un cinturón del que siempre vemos un fragmento y como mucho veremos la mitad del círculo que nace y se pierde siempre detrás de la humedad de una fina lluvia. Tal vez la otra mitad solamente la puedan ver los seres maravillosos como Saúl que en la pureza de su inocencia están abiertos a ser felices sin más razón que la alegría de ver sentir y oír que todo está bien a su alrededor. Creo que tiene los sentidos que a nosotros nos falta porque los hemos perdido a lo largo de tantas existencias, como no tengamos cuidado vamos a perder las capacidades que nos esconden los perfumes. Los neones en las ciudades hacen que no apreciemos la oscuridad y los destellos tiritantes de las estrellas por lo tanto no valoramos el día, la luz del sol que nos alumbra y calienta. Saúl se tiende en el suelo boca arriba solo para disfrutar del cielo.

¿ Cuánto hace que no miramos hacia arriba solo por mirar?, para alegrarnos, si queremos y nos apetece. El cielo siempre nos cobija y sería bueno recordar que el techo del mundo es azul.

Hace años que colaboro con mis fotos con una asociación de personas con síndrome de Down para crear un almanaque con el que recaudan fondos para que los que tienen menos recursos puedan tener logopedas, atención medica y también cubrir otras necesidades de los chicos y chicas. Nada es más grato que una sonrisa, una sola sonrisa o que te den un beso como el de Caty a José Vélez y por el que espero más de 20 años.





Ver video en esta direccion

http://es.youtube.com/watch?v=JkE8CPBvbIc

2 comentarios:

Fabi dijo...

Qué hermosa analogía!
La verdad es que necesitamos más personas en este mundo que puedan ver en nuestros hijos más allá de lo que ven, que descubran que detrás de esos cuerpitos... hay seres maravillosos que simplemente ven y viven la vida de otra manera.
Gracias Nono por compartir tus reflexiones!
Fabi

Graciela dijo...

Nono què maravilloso video, me has hecho lagrimear.
Aquí en mi ciudad, los niños con capacidades diferentes, tienen una escuela magnífica.
Hacen teatro con niños y adolescentes de escuelas comunes, el grupo se llama LOS GRILLOS.
El año pasado hicieron una obra magnífica, desde la platea no podías distinguir si había chicos con capacidades distintas, solo los que van en silla de ruedas.
Todos, absolutamente todos, pueden participar...con mucho amor, paciencia ellos pueden entendernos a nosotros 'los normales'.
Tuvo tanto éxito, que la repitieron, la repitieron...ahora están preparando otra.
Besitos a todos por ahì, haces un trabajo magnífico y Carmen debes ser una dulce de leche!!!