jueves, 26 de marzo de 2009

Cuando una maquina esta floja, baja su rendimiento, suena o quizás patine. Tenemos que reapretarla, ajustarla, engrasarla. Avece se les cambia pequeñas piezas, otras veces tenemos que dejar que sus componentes se enfríen.
Todo para que nos dé un servicio. La maquina solo recibe de nosotros: Martillazos, patadas… Muchas veces yo mismo me enfado porque no me entra la mano, es incómoda para trabajar en ella.
La verdad que ustedes dirán,
-¡este tío esta patinando jajajajaja ¡
Pues no. Lo que un ser vivo necesita para caminar es solo el aliciente del día después. Un niño especial como es el caso de Saúl no solo te da el aliciente también te da la sonrisa, que en estos tiempos que nos ha tocado vivir, una sonrisa. Es el rayo de esperanza que buscamos.
Saúl agota pero en el mundo no hay nada que pueda con SANDRA. Dicen que detrás de un niño especial hay unos padres especiales . Saúl tiene una madre especial, una hermana especial, unos tíos especiales. Tiene unos abuelos especiales( unos aquí y otros en el otros lado que también están cuidándolo y protegiéndonos) y También una cosa muy importante, le toco vivir en un pueblo especial, con una gente especial VALSEQUILLO de Gran Canaria. Yo estoy seguro que Saúl nos recompensa día a día. Es increíble lo que este niño nos aporta en su quehacer cotidiano
Es una pasada, es un manantial de inocencia , de cariño
Si tu le das un abrazo el te da un apretón
Si tu le das una sonrisa el te da una carcajada
Si tu le das un beso el te estruja con sus labios en tu cara
Les digo todo lo multiplica
Esto es lo que necesita la máquina humana que somos nosotros, es el mejor combustible y la mejor reparación que podamos tener. Es nuestra puesta a punto.
Muchas veces dudo que nosotros seamos los normales , Ojala y aprendamos de los niños que como Saúl son llamados especiales
Todas las religiones nos hablan de un mesías, de alguien que vendrá a Salvarnos.
Si eso es así, será autista

5 comentarios:

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Ay me encantò!!!! Vale la pena Saul!! Vale la pena porque es un niño, porque està sano, porque es un sol y porque serà siempre un campeòn!!!. Què lindo que todo lo multiplica!!!!! El cariño ustedes tambièn lo multiplican!!!

Graciela dijo...

PAPÁ tengo mis serias dudas de lo que es normal o no desde hace muchísimos años. De lo que no tengo dudas es que son una familia especial, que los niños con otras capacidades te dán las sonrisas más bellas, los besitos más ruidosos y son dueños de una sensibilidad poco vista...bello, muy bello...besitos en casa a todos!!!

Yoly dijo...

Saúl es grandioso y su familia ni se diga.

Nuestros chicos son Angeles y a veces pienso que son unos seres humanos extraordinarios para los cuales la sociedad no está preparada pues son superiores.

Bettina dijo...

Sandra Que lindo!! me emocione mucho leyendo tu entrada. Como dice Yoly, el mundo no esta preparado para estos seres increibles, ingenuos y buenos que son nuestros hijos! Un beso y te felicito por tu blog!

Cuca dijo...

Son dulces, nobles e inocentes...Estoy de acuerdo contigo y sobre todo nos tienen conquistadas. Adoramos a nuestros niños.
Un beso