miércoles, 4 de noviembre de 2009

Hace bastante tiempo que no visito esta ventana

Antes que nada Saludos a todos los que aman a alguien con Autismo y a quienes les apoyan. Un beso

Hace bastante tiempo que no visito esta ventana a las aventuras del pequeño Ratón. Cada vez menos paletas.
El crece pero las paletas van haciendo mayor el hueco que ocuparan en pocos años.

Mi sobrino Saúl, que de tarde en tarde viene con mi hermano y el resto de la familia a hacerme esas visitas de las que tanto aprendo, esta en un punto en el que el y solo el es el protagonista de la vida de tantos, protagoniza esa película cotidiana de la que nos distrae, porque El es el Muchacho, o el Fulano, el mas Guapo y también el mas Valiente. Términos que usábamos en mi adolescencia para nombrar al protagonista de aquellas películas del Oeste Americano que mi abuela no podía ver, pues creía que todo lo que sucedía era verdad. En sus reflecciones comentaba como grandes desgracias lo que les ocurría a aquellos intrepidos y pobrecitos "Cherifes o Bandoleros". ¿Que pensarían y sentirían sus madres?
_Nonillo, que bien estamos aquí, en casita, porque "porai" fuera hay una "matasón" enorme.

Ese curioso Ratón que no hace otra cosa que captar nuestra atención, esta creciendo muchisímo, en todas las direcciones, me recuerda cada vez mas a su padre, que en muchisímas ocasiones hizo las mismas travesuras y las mismas expresiones, ya sean de felicidad y jubilo, como de otras mas serias, mas malhumoradas.
Sigue en su afán por aprenderlo todo, por entender la mas mínima cosa, las variantes del sonido, de la luz, del color. Asocia cosas a sus dueños, como si pusiera entre los demás y el, que el conocimiento se cultiva. Hace unas frases que te llevan a pensar que este se ha estado quedando con todos nosotros desde el principio. Crea en lo que dice y hace una manera de comunicar que sin duda va mucho mas lejos de lo que según la edad le corresponde. Yo se que cada ser humano tiene su propio proceso en todas las facetas de la vida, pero este roedor y comedor de plátanos a mansalva, sabe mas que los ratones colorados.
Me encanta como se tapa los oídos cuando se le llama la atención sobre algo que no esta bien, algo que a los adultos no nos gusta. En definitiva que tengo un Ratón sin paletas y ademas tengo un pillo por sobrino.
¡¡Que vamos a hacerle!!, diria mi abuela.
Ahora estoy en el proceso de creación de un corto que se llama, "Manos... son..." y me hace pensar mucho en la utilidad que el le da a sus herramientas del área motora fina, delicado, sutil, y también bruto en la utilización de la garra, o zarpa que usa para espantar lo que no le gusta. Se ha hecho un besucón y eso lo usa como arma seductora para enganchar a los que babeamos siguiendo sus movimientos y su evolución.












Si algo se rompió no importa, hay quien lo arregla todo. El a sus estropicios como ayudante del Pepe Goteras que es Papa.
Quiero decirles a Sandra y a Malocu que lo están haciendo muy bien, que están recogiendo frutos a la paciencia y a la dedicación, y que al Ratón hay que comérselo antes que venga un gato bigotudo o antes que sea demasiado tarde.
Besos para todos y para Alba, achuchones, mordidas, pellizcos y muchísimos
besos.

Tio Nono

2 comentarios:

Graciela dijo...

Es un gusto que hayas vuelto Nono y con esos recuerdos de tu abuela...cuando niña lloraba como loca por que 'saquen a esos señores de ahí', refiriéndome a los locutores de radio.

Así vá creciendo el ratoncito, dejando entrever su personalidad.

Que se encuentren todos muy bien, cuando hagas el corto avisa -si se puede mirar- besos a todos!!!

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Muchos saludos....Yo amo con todo mi corazon a alguien con autismo.
Y todo los dias lo apoyo, y yo me apoyo en su sonrisa, en su mirada, en sus abrazos. El es mi ancla a este mundo.

Georgina.