domingo, 15 de noviembre de 2009

NUEVA HABITACION

Hasta ahora Saúl compartía habitación con su hermana Alba. Mientras fue pequeño todo iba bien, pero a medida que han crecido han comenzado los problemillas. Saúl tenía siempre todos nlos juguetes por medio, le rompía cosas a su hermana, no respetaba su espacio, y ella se sentía incómoda. Después de pensarlo muy bien decidimos de que había llegado el momento de que cada uno tuviese su lugar, y en ello nos pusimos. No ha sido fácil porque tuvimos que reorganizar toda la casa, puesto que en la que es ya la habitación de Saúl teníamos el estudio, y quitamos todas las estanterías con libros, cd, etc. Ha sido un lío. Después pintar las dos habitaciones, montar los muebles,..., ¡que caos!

Pero el resultado ha sido excelente. Alba encantada con su propio espacio,y Saúl contento también, aunque un poco desubicado con tanto cambio. Cuando volvió de casa de la abuela y se encontró con la "nueva casa" no paraba de ir de una habitación a otra, se paraba, miraba, e iba al baño y decía " Este es el baño", como si quisiera decir que el baño era el único que no había cambiado, el único que estaba en su sitio.

Pero muy bien, ya va controlando, aunque tiene una nueva racha de golpear puertas, y de gritar , seguro que será cuestión de tiempo que se adapte y esté más tranquilo.

5 comentarios:

Georgina y mi bebe Nicolas. dijo...

Que bueno que los 2 tengan ya su propio espacio, eso les beneficiaria mucho a los 2 pequeñines.

Me imagino el arduo trabajo que tuvieron que realizar, eso no esta nada facil, pero valio la pena el esfuerzo no?

Un gran abrazo.

Georgina y mi bebe Nicolas.

mama de patu dijo...

me alegro mucho de que esten mas comodos, cada uno con su espacio,creo que es justo para ambos, un beso grande silvia del blog niños especiales ayudemoslos

Graciela dijo...

ya encontrará su habitación y la hará suya...los cambios siempre 'descolocan' a los niños.

Están grandes, el tiempo pasa y no me doy cuenta uyyy caramba!!!

Besos en la isla a todos!!!

MARÍA dijo...

Me alegro de que la introducción de estos grandes cambios para Saúl sólo estén conllevando pequeñas alteraciones de conducta que responden a un momento de inseguridad. Desde que su casa vuelva a "estar en orden" dentro de su cabeza, todo será más llevadero. Un abrazo enorme.

La Sonrisa de Arturo dijo...

Pobree!! le cambiáis la casa...así por así...!!!Seguro que el cambio será para bien y que en unos días estará adapatado.